martes, 27 de abril de 2010

A principios de año siempre compro biromes y lápices extra para prestarles a mis alumnos. Hoy, en lugar de pedírmelos prestados, me robaron los útiles de la cartuchera. Es así: un día avanzás un paso y al día siguiente retrocedés diez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada