jueves, 22 de abril de 2010

Ayer tuve clases de nuevo en el curso de Cristian, y él fue el que buscó los libros de la biblioteca y me pidió que le leyera de nuevo la leyenda de Dafne y Apolo porque la clase anterior no la había escuchado. Estuvo toda la clase en el primer banco y terminó la tarea antes que nadie. No canto victoria, pero creo que me lo estoy poniendo de mi lado. Es uno de los más bravos, así que es un buen comienzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada